RESEÑAS
273
________________________________________________________
P
RO VELASCO, MARÍA LUISA
(2021). Introducción a la ética de Robert Spaemann. Comares. 180 pp.
En esta obra, la profesora Pro Velasco hace una sistematización sucinta del
pen-samiento de Robert Spaemann bajo el prisma de su ética, disciplina
filosófica que más desarrolló dicho autor fundamentalmente por motivos
profesionales, pues tuvo que explicarla en la Escuela técnica superior de
Stuttgart. Pero, ade-más, a nivel personal tuvo una implicación existencial con
la ética como busca-dor de la verdad en el pensar y la coherencia en el actuar,
no sólo por su dedica-ción a la Filosofía o su condición de cristiano, sino
también como respuesta individual a la propia naturaleza humana personal
teleologizada teórica y prag-máticamente de modo innato a la búsqueda de la
verdad y del bien, y conse-cuentemente a la felicidad. Pues lo que enseñó,
primero lo vivió.
ISSN: 0214-0284 / ISSN-e: 2660-6070 Cuadernos de pensamiento 34 (2021): pp. 273-278
RESEÑAS
ISSN: 0214-0284 / ISSN-e: 2660-6070 Cuadernos de pensamiento 34 (2021): pp. 273-278
274
Me parece oportuno definir la noción de persona en Spaemann, con la que
trabaja la profesora Pro Velasco a lo largo de su obra: todo miembro del género
humano sin excepción, Spaemann concretamente dice de la especie homo sa-
piens sapiens, pero después de los descubrimientos de Svate Pääbo en Deninso-
va sabemos que la mayoría presenta un mínimo de genética Neanderthal
1
. Por
tanto, son personas los embriones humanos, los enfermos terminales, los que se
encuentran en coma, padecen muerte cerebral, los anencéfalos, los sanos, los
enfermos físicos o psíquicos, los discapacitados a nivel físico o intelectual e
incluso los criminales. Quienes carecen de salud son miembros enfermos y su
existencia es la más penosa, pero todos poseen la dignidad humana a nivel onto-
lógico, pues nunca se pierde, no así a nivel ético que puede engrandecer al por-
tador de los actos virtuosos o denigrar a los viciosos.
Centrándonos en la presente obra, Marisa Pro Velasco, la divide en cuatro
capítulos y un epílogo, que tienen una interconexión y una secuencia lógicas. De
este modo, en el primer capítulo, la autora nos presenta la panorámica de la
Alemania del siglo XX y el contexto familiar, cultural, religioso y político en
que vivió Spaemann, sobre todo en sus primeros años. El motivo principal de
señalar los rasgos biográficos de todo autor relevante en cualquier campo de la
vida, es que su experiencia marca su pensar y actuar. En el caso de la Filosofía,
la dimensión existencial a nivel personal es crucial para elaborar un sistema de
pensamiento y una concepción de la realidad. En Spaemann es evidente, pues el
vivir durante la época del nacionalsocialismo y tomar una postura contraria fren-
te a él, fue clave para que su concepción de persona, y, por ende, de dignidad y
derecho a la vida, sea contraria al actuar de los nazis, que eliminaban y tortura-
ban a los seres humanos por motivos raciales, de salud mental, de utilidad o por
los motivos arbitrarios que considerasen que una vida humana era indigna de ser
vivida. También el haber vivido hasta la postmodernidad, hizo que tomara pos-
tura frente a ella por su concepción utilitaria del status de persona, mediante la
cooptación arbitraria de cualidades que hacen de la comunidad personal una
especie de closed shop. Es la postura del consecuencialismo representada fun-
damentalmente por Peter Singer, Daniel Dennett, Derek Parfirt y Norbert Hoes-
ter, entre otros. Otro punto decisivo de la biografía de Spaemann sería su postura
1
Cf. Turbón, D. (2006). La evolución humana. Ariel, 245-248.
RESEÑAS
ISSN: 0214-0284 / ISSN-e: 2660-6070 Cuadernos de pensamiento 34 (2021): pp. 273-278
275
valiente frente a la verdad y a la rectitud de conciencia, que le permitió defender
y confrontar su postura con quienes consideraba que no pensaban o actuaban
rectamente. Pero esto fue el trabajo personal de toda una vida, pues en narra en
Über Gott und die Welt que su adolescencia tuvo un momento de cobardía a los
catorce años respecto a un judío anciano y fue consciente de ello, que le hizo
reflexionar y dar un cambio decisivo
2
.
En el primer capítulo nuestra autora nos refiere los presupuestos fundamenta-
les de la ética de Robert Spaemann. Diremos unas breves palabras al respecto:
a.- Teología racional: Dios es la constante antropológica del pensamiento
spaemanniano como lo refiere principalmente en Das unsterbliche Gerücht y
luego en Das letzte Gottesbeweis. La cuestión de Dios es una constante desde
los albores de la humanidad a través del Faktum fenomenológico de la religiosi-
dad, luego de las reflexiones para probar o negar su existencia, a manera de
rumor que nadie ha podido ni podrá callar. Llama la atención su típica prueba
fundada en la capacidad de verdad del hombre, a través de las verites de fait
cuya existencia persiste a través del futurum exactum o Futur II alemán, la cual
remite a una conciencia infinita. Dentro de la presencia de las religiones, es el
cristianismo como Revelación de la verdad plena, la religión que mejor respon-
de a las exigencias de verdad y bien del hombre y que lo dignifica. Pues si Dios
no existe, también se niega e instrumentaliza al hombre, no reconociéndole su
dignidad y sus derechos fundamentales, especialmente el de la vida.
b.- Redescubrimiento de la teleología natural: todo cuanto existe y fun-
damentalmente el hombre posee un telos natural que le conduce a su perfec-
ción. En las personas, en el alcance de dicho telos de su naturaleza racional
juega un papel crucial la libertad, pues el intelecto debe guiarla a cumplir su
perfección o fin último, a diferencia de otros seres que lo tienen puesto de
modo determinado en el instinto.
c.- Antropología: lo que conviene tener presente de este apartado es la con-
cepción de persona (concretamente persona humana) spaemanniana como todo
miembro individual de la humanidad que forma una unidad substancial y subje-
tual en su complejidad psicobiológica (en tanto que ser vivo o Lebewesen), so-
2
Spaemann, R. (2012). Über Gott und die Welt. Eine Autobiographie in Gesprächen, Klett-
Cotta, 32.
RESEÑAS
ISSN: 0214-0284 / ISSN-e: 2660-6070 Cuadernos de pensamiento 34 (2021): pp. 273-278
276
cial y espiritual, como primer dato empírico-metafísico, del que dimana su dig-
nidad ontológica superior a todo precio y le confiere incondicionalidad relativa
que refleja al Incondicionado absoluto. De aquí se infiere que la clave herme-
néutica para la comprensión de los demás seres vivos es el antropomorfismo y
no el antropocentrismo. Lo cual quiere decir que dichos seres deben compren-
derse en analogía con el hombre y como Mitsein cada uno según la escala de
grados de perfección ontológica. Por tanto, debería descartarse todo antropocen-
trismo que conduce al dominio y explotación de otros seres vivos e inertes del
mundo material. Por otra parte, tampoco debe convertirse el hombre en antro-
pomorfismo para sí, pues le despoja de su condición de fin en sí y le convierte
en medio para el arbitrio de otros o de sí mismo.
d.- Problemática de la persona en la actualidad: dado que la postmoderni-
dad ha perdido la noción de verdad por el imperio del relativismo, así como
del bien y la moralidad, la mayoría de los autores actuales, fundamentalmen-
te los nombrados al principio, pretenden que el concepto de persona no se
aplique sólo a los hombres, porque se trataría de especismo, como afirma
Peter Singer. El común denominador para definir a la persona sería el de un
estado actual, fundamentalmente de conciencia que cambia después del sue-
ño y sólo conserva la memoria del estado o persona anterior, llevando de
este modo hasta sus últimas consecuencias a Locke. Además, la persona
debería tener la racionalidad, la autoconciencia, la autoestima, la autonomía
y la capacidad de sentir en acto, la reciprocidad, así como el lenguaje. De
este modo se excluirían del status personal a los enfermos y discapacitados
física y mentalmente, a los que duermen, a los niños pequeños y mayores, a
los embriones, a quienes están en coma, y se puede conceder a los animales
que tengan cierta conciencia, racionalidad y autonomía en acto. También se
suele hablar de persona potencial, como algo que emerge paulatinamente o
de un cambio substancial por el que se pasa a ser lo que no se era. En el caso
de los hombres, se trataría de los embriones y de los niños. A diferencia de
todos estos autores, Spaemann repite infinidad de veces que es persona todo
hombre a nivel individual, desde la concepción hasta la muerte. Entre las
cualidades o potencialidades que natural y habitualmente posee se encuen-
tran: la negatividad como esfuerzo o sufrimiento, la intencionalidad en tanto
que tendencia, el lenguaje, la trascendencia, la religiosidad, la temporalidad,
RESEÑAS
ISSN: 0214-0284 / ISSN-e: 2660-6070 Cuadernos de pensamiento 34 (2021): pp. 273-278
277
la conciencia del fin de la propia vida, tener alma y la capacidad de prometer
y perdonar que le permiten trascender su temporalidad, finitud y estados
anímicos. Es parte de su naturaleza compleja, con la cual no se identifica,
sino que la tiene porque es jemand y no etwas. El hecho de no ejercerlas en
acto o no llegar a desarrollarlas, no significa que un hombre no es persona,
sino un miembro enfermo del género humano cuya existencia es la más pe-
nosa. La comunidad de personas debe reconocer a cada hombre este status
por el hecho de ser miembro nato de la humanidad. Además, afirma Spae-
mann que, si en el universo existieran otros seres con estas características,
también deberían ser reconocidos como personas.
e.- Presupuestos metafísicos: constituyen la base de su Antropología per-
sonal y de su pensamiento ecoético. Para reconocer y aceptar tanto la reali-
dad personal como de los seres vivientes y del mundo, se decanta por el rea-
lismo aristotélico-tomista, en diálogo con los avances y descubrimientos de
la ciencia y de la modernidad.
En el tercer capítulo, la Dra. Pro Velasco trata propiamente la ética de Robert
Spaemann, contrastándola con el relativismo y su ética consecuencialista. Lo
que cabe retener de este capítulo es que el fin último de la persona es la felicidad
por medio de la vivencia moral. Fundándose en el realismo metafísico y en la
doctrina de San Agustín, propone una ethica benevolentiae basada en el ordo
amoris extensible a todo cuanto existe, pero jerarquizada de acuerdo a la perfec-
ción ontológica de todo Mitsein y de la proximidad o lejanía con cada uno de
nosotros. Esto lo explica la profesora Pro Velasco mejor y con mayor profundi-
dad en su obra de 2017, “Relación entre persona y felicidad en la obra de Robert
Spaemann”. En cuanto a la felicidad, Spaemann reconoce la ambigüedad del
término Glück que puede traducirse al latín como fortuna (suerte), felicitas (con-
tento) o beatitudo (plenitud). Él se inclina por beatitudo desde la perspectiva
eudaimónica, comprendiéndola como vida lograda, que sólo la puede disfrutar
alguien con madurez. Pues se han dado junto con ella, dos perspectivas relevan-
tes a lo largo de la historia: la hedonista que absolutiza el placer y la estoica que
lo hace con la autarquía. Sin embargo, la vida puede malograrse y presenta estas
antinomias:
a.- El deseo innato de felicidad que se torna un ideal irrealizable cuanto
más se busca directamente.
RESEÑAS
ISSN: 0214-0284 / ISSN-e: 2660-6070 Cuadernos de pensamiento 34 (2021): pp. 273-278
278
b.- Todos los hombres la buscan frente a la imposibilidad de alcanzarla
empíricamente en esta vida.
c.- La perspectiva interna fundamentalmente a nivel subjetivo frente a la
externa, por parte de nuestros semejantes.
Por último, en el cuarto capítulo encontramos una confrontación de
Spaemann con Peter Singer Daniel Dennett y las implicaciones bioéticas de
la filosofía spaemanniana frente a estos autores. Es cierto que estos autores
en cierto modo coinciden con Spaemann en la necesidad de un modelo ético
y en la atención a la bioética, pero terminan aceptando el aborto y la eutana-
sia en virtud de sus criterios de cooptación para reconocer el status personal
a los hombres distinguiendo los derechos de los hombres de los de las perso-
nas, sin distinguir la técnica de la moral.
Es sencillo inferir después de esta exposición que, merece la pena leer la
obra, pues ordena el contenido de la filosofía spaemanniana, dispersa en sus
numerosas obras, ya sean personales o como coautor, así como el estudio
hecho sobre su pensamiento en diferentes ámbitos lingüísticos: alemán, in-
glés y español. Aunque en nuestro ámbito hispano es poco conocido, a pesar
de su gran valor y novedad. La Dra. Pro Velasco, trata de subsanar esta ca-
rencia desde fuentes originales en alemán, como de las traducciones y los
estudios realizados sobre él en diferentes lenguas. La extensa bibliografía
final da fe de ello.
CRISTINA ELENA TOVAR GARAZATÚA
Universidad San Dámaso
ID ORCID 0000-0002-6641-8253
cristinatovargar@yahoo.es